Las origenes de la actual sociedad Mario Zaffaroni & Figli remontan a la actividad de producción de pequeñas máquinas para el carpintero (sierras de cinta, cepilladoras, tupís) que los hermanos Zaffaroni habían emprendido ya en el inmediato post-guerra.

En 1961, llega a ser empresa individual y el fundator, Mario Zaffaroni (uno de los hermanos de la precedente sociedad), con el ayuda de su hijo Aquilino, empieza realizar máquinas y sistemas especiales, para satisfacer las preguntas de los que no encontraban, entre lo que ofrecía el mercado en aquel tiempo, los productos plus adecuados a las propias exigencias. 

La pasión de Aquilino por la mécanica, lleva la empresa a la producción de máquinas de precisión: en efecto, el primer modelo de Sierra Circular para cortes en V múltiple transversales (para el sistema de plegado Folding) data del 1972.
Concebida en principio para cortar las tiras de madera para las cajas acústicas y las cajas de televisores, luego, con el tiempo, fue modificada y, pues, también empleada en la producción de tiras para cajones y muebles modulares, siempre demostrando una precisión elevada.

El primer prototipo de Sierra Circular Múltiple nace en 1979, para satisfacer la exigencia de cortar paneles de conglomerado de madera (señalamos que éste todavía está en función). 
Al presente, este tipo de máquina es el principal modelo de la Mario Zaffaroni & figli, puesto que encuentra aplicación en diferentes campos, tanto para cortar como para hacer ranuras múltiples sobre paneles y tiras de materiales brutos o revestidos.
El éxito de la Sierra Circular Múltiple es debido sobre todo a su versatilidad, además de su productividad elevada y de su sencillez de utilización, tanto que hasta ha recogido la simpatía del próspero mercado de la producción de parqué preacabado.

La fabricación de productos de categoría y la constante participación en las principales ferias del sector (INTERBIMALL en Milán, LIGNA en Hannover y FIMMA en Valencia), concurren al éxito de la empresa a nivel internacional.

El consecuente desarollo del mercado trae luego, en 1985, a la creación de la sociedad entre Mario y sus hijos Aquilino y Angela. 
Hacia la mitad de los años noventa, después el deceso del socio fundador Mario, la empresa empieza a valerse de la colaboración de los hijos de Aquilino: Andrea, Aldo y Alessia.

Y como quiere la tradición, de padre a hijo, se subsiguen nuevas ideas y nuevas realizaciones.
En efecto, en 1994, la Mario Zaffaroni & figli construye el primer ejemplar de Sierra Circular para cortes en V con un cabezal móvil y control numérico, denominado STM.
Este modelo de máquina es utilizado con éxito en todas las producciones que exigen mucha versatilidad, dado que puede trabajar tanto en el sentido transversal como en el longitudinal.

Casi al mismo tiempo, la Mario Zaffaroni & figli deviene socio de ACIMALL, la asociación italiana de los fabricantes de máquinas para el trabajo de la madera, allegando su nombre a las empresas de mayor prestigio del panorama italiano.

Después haber conquistado la confianza del mercado europeo y del asiático, la sociedad llega aun a los Estados Unidos y, sólo algunos años más tarde, en 2001, participa para la primera vez en la feria bienal de Atlanta, la IWF. 

Y precisamente para una importante empresa norteamericana que la Mario Zaffaroni & figli realiza, en 2001, una linea inédita para corte en V y doblado de cantos, pensada para la producción de tiras para cajas acústicas de forma de moderna concepción.